lunes, 4 de enero de 2010

Confiteria Cassini



Solución: no ir. Me ahorro el dinero y el disgusto. Supongo que la cruel infantil no lo debio hacer tan mal cuando crio ahijos propios,adoptados ( eran huerfanos de guerra que se llevo a casa ) y nietos en los que participo en su educacion, ni que decir que la zapatilla la tenia desgastada de tanto azote enderezador, pero ni uno de estoseducandos a cargo total o parcial de mi abuela ha resultado poco trabajador, caprichoso, irresponsable o violento. Si, por ejemplo si ponían el canalHoras de TVE o CNN+. Y no, no se entiende, al menos yo no.

El resto de adultos NO tenemos que soportar a los hijos de nadie. Menos si esos niños son unos petardos. Menos en lugares que NO son propios para niños. Y no, un bar a las de la noche NO es un lugar para un crío. Según que restaurantes NO están pensados para niños. Una obra de teatro, un concierto de sinfónica, según que sesiones del cine TAMPOCO son lugares para críos y un largo etc. Si el niño en cuestión es un santo (es decir, sus padres se han esforzado en darle una educación y no en dejarlo a monte) no hay problema. Pero parece que hoy en día con la excusa de "es que trabajo mucho" (la generación de nuestros abuelos y padres también trabajaban mucho y no se excusaban en ello para NO hacer su trabajo como padres; esto es, educar a sus vástagos) uno puede dejar a su hijo salvaje y que lo aguante el mundo. Pues no. Los demás, repito, no tenemos la culpa de que los padres no hagan bien su trabajo. Así de sencillo.

Existen personas adultas que no son responsables de sus actos. Existe el alzheimer, las demencias, esquizofrenia, y siguen sin estar autorizados los castigos fisicos ¿Porqué los niños son el unico grupo de personas a las que se les permite pegarles? Y yo te digo: Nos podemos centrar en la noticia por favor ?????? Siempre que sale la palabra Catalunya se lia parda. Si us plau!!! a los cottage el naranjo de por aquí: no caigáis más coño! vamos a comentar el tema de la noticia y punto. “Prohibido el ingreso de políticos. Sin excepciones”: un restaurante de New Hampshire, escenario de las próximas primarias del Partido Republicano, decidió prohibir el ingreso a los candidatos tras varias quejas de clientes. “Cuando vienen aquí, arman un gran jaleo”, justifica Jessica Labrie, citada por el diario local The Porthsmouth Herald. “Todo este desorden usted lo puede seguir por televisión, pero no necesariamente tiene ganas de ser molestado en pleno almuerzo”, agrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario