viernes, 30 de noviembre de 2012

Las ganas de comer en un restaurante

para hacerte rabiar un poco y que pilles el siguiente plato con muchas ganas. Pero son más de una docena, cada uno servido con su propio pan, por ejemplo (si te cebas con el pan estas jodido). Ahí le ha dado. Ahora en serio, no tenía ni idea (ni de que a Riky Martin también se la habían dado) y la verdad es que ha sido una casualidad muy curiosa, porque estaba pensando en Guillermo del Toro al hilo de lo que comentaban arriba, pero me patinó el cerebro. Doy gracias a que por lo menos no puse Suso de Toro. Ahora mismo ando trabajando en Uruguay, y aquí la broma que nos hacen a los españoles y preguntarnos por Portugal. Se descojonan de la cara de tontos que se nos queda. Yo que me considero medianamente culto apenas sé decir que hace poco murió Saramago y que actualmente gobierna la derecha, pero sin "san google" no sabría decirte el nombre del presidente.

si sale un modelo que sea más barato que un TATA nano me dirás que es porque el TATA nano era un timo? o porque se han tenido que currar toda la investigación para llevarlo a cabo?. Ahora si se hace de forma continuada Ahora, dudo que el beneficio de la publicidad cubra los gastos de esta cena, o que por lo menos, sean lo suficientemente generosos como para poder considerarlos como "Beneficios". Yo veo totalmente compatible realizar este acto de generosidad con hacerse eco en los medios para que por lo menos, se puedan cubrir los gastos.

en cambio, no sólo no paran de molestar, sino que sus padres los amparan, les ríen las gracias, y encima se encaran contigo si dices algo. ¿Qué acaba pasando entonces? Que surgen normas como esta que, vistas en general, no nos gustan a nadie, pero que yo al menos comprendo y defiendo, porque la situación obliga a ello. El día que la crianza de los hijos vuelva a su cauce y los padres sepan ser padres, pues ya se podrá quitar. Ahora, resulta que ser padres es seguir haciendo la vida que llevabas antes de serlo, pero acompañado de un crío. Y se los llevan a los bares, a los restaurantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario