sábado, 26 de enero de 2013

Equilibrio entre sabor salud y economia

bueno pues al rato van a tener que pagar por tener los televisores o el radio prendidos en casa ??? Fué un paro cardiaco Deluxe, como las patatas. He leído comentarios que parecen de culebrón venezolano: Quizás por el % de la población considera la cocina como un oficio donde se busca el equilibrio entre sabor, la salud y la economía, no un arte, alguien que afrenté a esos tres principios de la cocina no es un buen cocinero, será un artista, así que se se persigue el arte, no el buen comer. ¿una historia más o menos absurda que querer cobrar por escuchar la sintonía del telediario? vamos hombre, hay que tenerlos cuadraos para defender lo indefendible

 A quienes critican la medida, les preguntaría: ¿Creéis que los dueños del restaurante han puesto esa norma por gusto? ¿Creéis que les hace gracia perder clientes? Si lo han hecho es porque había llegado a un punto en que se daban cuenta de que perdían más dejando las cosas como estaban, que con la prohibición. Por tanto, lo que deberíamos plantearnos es cómo se ha llegado a esa situación. Pues a mi me ha entrado hambre al ver el menu, no se si es normal. yo insisto con la RAE. acepciones de la RAE (simplificando): ª ajeno a la medicina. ª personal auxiliar en tareas médicas. Por tanto, aquí no sería aplicable ni la ª ni la ª. Que en Chile llamen Paramédico al personal efectivamente médico es un error (según la RAE) ¿y de dónde viene ese error? ambos lo sabemos.

 A ver si se pone de moda y toman nota mas locales que muchas veces vas a un restaurante a disfrutar de una cena y tienes q aguantar tonterias y molestias por culpa de niños maleducados,y pobre tuya que les llames la atencion a los padres que aun tienen mas que decir. a ver si se enteran de una vez que el resto de la gente no tiene por que aguantar a sus hijos que asuman sus derechos y ,como en este caso, sus deberes como padres. No sé por qué os extrañais. La de veces que habré oído "eh, Picasso es una mierda, que no lo entiende ni cristo

No hay comentarios:

Publicar un comentario