domingo, 10 de marzo de 2013

Croquetas sanjacobos y empanadillas

Lo que no entiendo es por qué trabajan. Que vayan allí por la mañana: hay salario, se trabaja, no: brazos cruzados y la clientela sin comer. Supongo que lo de siempre, miedo a perder el trabajo, miedo al patrón, miedo a levantar la cabeza. España en su mejor versión. me parece una queja tan estúpida como cuando es al reves. Mirad, no me voy a hacer la puritana porque a mí me encanta comer, y no precisamente crudités, me chiflan los fritos, las patatas, croquetas, sanjacobos, empanadillas, el pollo frito y el confit de pato. Soy una golosa que me encantan los dulces, la leche condensada a cucharadas y la miel directamente del dispensador. pero detesto las hamburguesas. He visto la foto, y me han dado arcadas (lo siento por la chica, que es guapísima), pero pensar en meterte ese mazacote en la boca. buagh. mmmmmm me parece muy bien pero.yo he trabajado de camarero en varios sitios, y me daban de comer además del sueldo.

 Por eso en mi círculo de amigos aplicamos la ley del pobre: más vale reventar a que sobre. Si el restaurante abrió en , a Quevedo fijo que no se le perdió nada por alli (como dice el artículo). Es un buen restaurante estilo recio, y de vez en cuando está bien caer por esos sitios. Tócate los cataplines, y si no te gusta la comida porque les ha salido una mierda, te jorobas y la comes igual. Yo tengo una tienda y cuando entra un energúmeno pintando el indio aviso a los padres o se comporta o se lo llevan. Se ofenden ,pero me la pela . Yo tengo hijos y los he educado para que sepan comportarse . Las fieras en el zoo.

Pues yo de aquí aaños seguiré prefiriendo lo que dice .será que a mi la cocina vanguardista no me va. En mi restaurante los he visto hasta andar por encima de las mesas y reírles la gracias, una vez recogidas cuando el café. Una vez le preguntamos a una madre que estaba cambiando un pañal encima de una mesa que porqué no lo hacía en su coche (el restaurante tiene aparcamiento propio) en el baño como el resto de las madres y se puso hecha una fiera. El pestazo que lió era épico en pleno salón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario