miércoles, 3 de abril de 2013

Revueltos de gambas y ajetes

Hola, yo soy vecino de ese barrio e iba a la pastelería que comentan en la noticia a escuchar la radio y, ya de paso, en algún anuncio, aprovechaba a comprar el pan. Luego al mediodía me iba ha ver el telediario a este bar. El bar de al lado esta mucho mejor, pero no pone el telediario, un hecho determinante a la hora de elegir restaurante para comer. Las tardes las paso escuchando la musiquilla de los semáforos, espero que la empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas también saque algo de ahí. Para mí la gula es tan condenable y peligrosa como una adicción a una droga. totalmente de acuerdo con , Adría empezó a experimentar con las espumas en el , y a todo el mundo le parecía algo futurista y a años luz de la cocina tradicional. ¿Esto es noticia???????????? Hay muchos restaurantes en los que esto se hace desde hace tiempo.

como ya han dicho más arriba hay un canal llamado /, que es de la Televisió de Catalunya y hace mas deaños que funciona. Éste canal solo emite noticias. Como se ha dicho hasta la saciedad, la cocina de estos restaurantes no tiene comparación con la cocina digamos "normal". Por ejemplo, hoy me voy a hacer unos espaguetis con gambas y ajetes, y me van a quedar buenísimos, y no creo que nadie me dé un premio (bueno, a ver si le saco algo a mi señora esta noche). Pero lo de El Bulli es otra dimensión, es "la teoría de cuerdas" de la cocina, simplemente es otro peldaño. Lo que pasa es que es un poco chocante que se premie algo que sólo unas pocas personas podrían apreciar, porque la inmensa mayoría simplemente nunca sabremos lo que es la cocina de estos "supercocineros".

 Dejad de hablar de las hamburguesas. ¿Es que no habéis visto a las camareras? pues entocnes meneo, a ver que revisen este caso, a ver qué pasa. De todas formas, por ejemplo, la música de jamendo que es libre, también hay que pagarla. A ver si empezamos a entender que libre no significa gratis

No hay comentarios:

Publicar un comentario