domingo, 28 de julio de 2013

Mis trucos para hacer postres faciles

No puedo evitarlo. Los postres son mi perdición. De hecho para merendar es lo que suelo tomar, e incluso en más de una ocasión he hecho mis pinitos como respostero, y aunque esté feo decirlo, lo hago bastante bien, aunque fallo un poco en la presentación, pero en sabor me salen muchísimo mejor de la mayoría de lo que se encuentra en las mejores pastelerías de mi ciudad, aunque tiene truco, pues he encontrado una web de postres fáciles que me hace casi todo el trabajo, utilizando el casi eso sí, en sentido muy amplio, pues luego el que tiene que seguir las instrucciones soy yo mismo.

¿Cómo hago para que me salgan tan ricos los postres? Abuso un poco de la almendra. La almendra me encanta tanto sola, como acompañamiento de cualquier otra cosa, aunque en las tartas es para mi gusto, donde más se disfruta de ella. Pongo por ejemplo la tarta de santiago, donde además de pasarme con la almendra, suelo añadir más huevo de la cuenta para que la tarta me quede mucho más jugosa. Por otro lado, el dibujito de la cruz del apóstol con azúcar me sale fatal. Parece cualquier otra cosa menos una cruz. Eso sí, de sabor deliciosa.

Y esta afición me viene desde pequeñajo, cuando aprendía untar mantequilla o nutella (que antes se llamaba nocilla) en las galletas. De ahí pasé a hacer mis propias tartas de galleta, a las que añadía mermelada de naranja amarga, sirope de chocolate y cobertura de coco rallado. Pero cuando digamos me profesionalicé en mi faceta de maestro repostero aficionado con aspiraciones, fue al descubir esta página de recetas de tartas y que es mi secreto.

Ahora cuando con los amigos hacemos una barbacoa o una moraga, yo soy el encargado oficial de los postres, y sin ser presuntuoso, me encantan los halagos que recibo. Aunque al rato se olvidan todo hay que decirlo, pues de los postres pasamos a las copas, pero eso es otra historia, que merece ser contada en otra ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario