sábado, 18 de enero de 2014

Pedir la comanda con el movil

Cada vez en más sitios vemos a los camareros sustituir la típica libretilla de muelles de toda la vida, por un móvil o tablet conectado vía WIFI  a la barra del bar, a la cocina o a ambos sitios. Es algo que ahorra muchísimo tiempo y sobre todo errores de interpretación, que algunos camareros escriben incluso peor que los médicos. También se acaba con los errores en el recuento de las bebidas o los platos, y en todo momento se sabe la cuenta de tal o cual mesa.

Cuando un bar o restaurante se plantea pasar de la citada libreta o bloc al nuevo sistema, lo primero que hemos de vencer es la típica resistencia de los camareros acostumbrados tomar la comanda incluso sin libretilla, confiando en su memoria. Y la verdad es que son unos auténticos profesionales, que nada más ver al cliente aparcando en la puerta, ya saben lo que va a pedir e incluso cómo lo quiere exactamente, cosa que por supuesto es muy apreciada por la clientela, entre los que me incluyo. A la larga, el sistema tiene muchas más ventajas que inconvenientes, y eso es lo que hay que hacerles ver, que es por el bien de todos.

Como terminales, las empresas que montan este sistema, suelen recomendar terminales nuevos y de últimos modelos, aunque prácticamente cualquier móvil con android sirve, incluso los de los clientes. Podemos comprar un móvil usado por Internet, o incluso dejar que los clientes empleen sus propios móviles para interactuar con la barra. Cierto que es un sistema que salvo que le tengamos muy cogido el puntillo, se presta a bromas y a chanzas de la clientela, pero al igual que nosotros estamos a bien con ellos, ellos que son el alma de cualquier negocio de hostelería, también están a bien tanto con los camareros como con los propietarios, de ahí lo del bromear.

¿Qué sería de un bar sin las bromas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario