viernes, 14 de marzo de 2014

Tapas y raciones con las bebidas

Santi Medina, propietario del Fondue Restaurant "Junto al museo", está pendiente de juicio por un conflicto que mantiene con la Sociedad General de Autores y Editores (empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas). El motivo es el negarse a pagar una licencia por la música que pone de fondo en su local. Medina, que considera lícito que tenga que pagar a la empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas por los derechos de sus intérpretes asociados, asegura, sin embargo, que toda la música que pone en el establecimiento es de la llamada "copyleft" o "música libre". Por tanto, afirma que no tiene porqué abonar ningún tipo de licencia o canon a la empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas ni a ninguna otra sociedad que gestione derechos de autor. Precisamente, argumenta Medina, porque los autores cuya música suena en el céntrico restaurante vendrellense no están inscritos en ninguna asociación tipo empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas y han cedido en su momento todos sus derechos, pongamos por caso, a la gente que quiera bajarse gratuitamente las piezas de Internet.

La empresa de ladrones que te pide el impuesto revolucionario, y luego se lo gasta en putas acumulamillones de euros recaudados sin repartir. También es cierto que allí es muy normal que sobre comida, las raciones son enormes. Cervecerias Encima no digas nada, que seguro que te sale el caní del padre y te quiere darostias. Si tienes a tu hijo educado, lo puedes sacar de casa sin que nadie se de cuenta (paradójicamente, lo que pasaba antes); si se tiene una fiera, uno se fastidia y lo soporta en su casa. O eso o, por educación, paga la cena de todo el restaurante, que no tiene la culpa de que no se haya socializado correctamente a la fierecilla y les fastidie el ocio.

Tendré que recurrir al plan B: una jamonería en La Meca. Preferir una tortilla de patata a la comida de ElBulli es cuestión de gustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario