sábado, 24 de mayo de 2014

Jugar con la decoracion de un bar

Dicen que para los niños, la decoración es un juego. Y no podría ser más cierto, que si a un niño le das los elementos que necesite para decorar la casa o el negocio, de seguro que lo hará incluso mejor que el mejor de los decoradores, pues los niños lo que tienen en abundancia es imaginación, imaginación que luego la sociedad se encargará de ir poco a poco amansando o domesticando, hasta llegar a un momento de creatividad en la que la de todos sea más o menos similar, mediocre, efímera... cualquier cosa menos desbordante.

Y esto es algo que se nota enseguida, en cuanto les das un juego de decorar casas te hacen unos diseños de lo más aparente. El truco está en aprovechar un cumpleaños por ejemplo, para que cada niño asistente al mismo haga varios y así en una misma tarde puedes tener varias docenas de buenas ideas de diseño para como en nuestro caso, decorar un restaurante y no hacer como tantos y tantos restaurantes repartidos por toda la geografía nacional, que parecen clónicos, ¡todos con cosas de hace décadas e incluso siglos en las paredes!

Claro que tampoco es plan de poner en las paredes los dibujos animados de moda, aunque si que se podrían poner espacios exclusivos en algunas paredes con una foto o el nombre del autor de ese trocito de pared. Así el restaurante se garantiza mínimo la visita periódica de los familiares, a ver la obra de arte que el niño ha realizado en esa pared. Aunque algunos padres por supuesto, pedirían derechos de autor, así que mejor habrá que darle a un abogado el pliego de condiciones para que lo repase antes de poner a los niños en plan decoradores.

Luego también está el problema de los decoradores profesionales, que podrían ver en los niños una competencia desleal, pero si espabilaran y no se pasaran con los precios, quienes necesitan un buen diseño decorativo para un bar o un restaurante, los llamarían a ellos y no aprovecharían los juegos de los niños cuando se ponen a ejercer como decoradores aficionados.

Y es que la decoración, es un juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario