martes, 28 de octubre de 2014

Comidas concertadas con espectaculo incluido

a los cinco minutos nuestra abuela nos cogio de la mano, nos llevo afuera, y con un juego de muñeca que ni la de Federer nos dejo el culo como un tomate a los dos, se espero a que se nos pasara la llantina y para adentro. el resto de la comida la dedicamos a la meditación silenciosa bajo la atenta mirada de mi abuela. PD: Como han dicho antes, es como decir que Dalí es una mierda porque prefieres leer un Mortadelo. Dalí te puede gustar o no, pero el argumento es falaz. Vale, eso y lo de contribuir a que el mundo sea más sostenible y tal está muy bien, sólo espero que sea consecuente y su cocina JAPONESA no use atún rojo, carne de diversas ballenas, etc.

El problema de los restaurantes es que los padres no son consciente de que sus hijos son niños, que un niño corra entre las mesas, grite y moleste, dentro de unos limites, es normal, todos lo hemos hechos, hasta yo que era paradito, por lo tanto, son los padres los que deben cuidar donde llevan a sus hijos y donde no. Yo recuerdo mis comidas familiares, mogollon de primos, solo ibamos a ventas donde hubiera columpios y juegos infantiles para que estuvieramos mientras los mayores se tomaban el café. Eso si, saliamos bien poco.Increíble, en Alemania hay un restaurante sólo para anoréxicas no se puede decir que sea precisamente un arquitecto "estupendo".

Por otra parte, el siguiente paso lógico es que la innombrable pase a cobrar el canon por todos los domicilios privados en donde se ven telediarios. A ver cómo lo hacen.
Lamentable y patética la sociedad que le ha dado el poder a la infancia, que se ha convertido en una filiocracia, donde los niños ejercen su poder omnímodo; los tiranos de la familia. Reservas En fin, enhorabuena Adria. Os vais con ellos alli que no molesten. Pero vamos, que probablemente lo que en mi casa llamemos paella sea una aberración para los valencianos. Abren expediente a un restaurante por anunciar una cena “solo para chicas con espectáculo de boys”

No hay comentarios:

Publicar un comentario